La tecnología LED, aspectos que todo el mundo debería saber

La luz eléctrica es un derecho humano básico que cualquier persona necesita para vivir, por lo que resulta absolutamente impensable un mundo en el que se carezca de ella. Cualquier ciudad, pueblo o región necesita de la luz durante prácticamente las 24 horas del día para diferentes suministros, por eso es recomendable que la iluminación que se reciba sea de calidad, además de segura. Por este motivo es tan importante la tecnología LED. Para más información de tarifas y servicios de electricidad pincha aquí.

Sus siglas provienen de Light Emitting Diode, lo que significa diodo emisor de luz en nuestro idioma. Estos dispositivos tienen gran resistencia, y a la hora de recibir una corriente eléctrica de baja intensidad pueden emitir luz de alto rendimiento, además de ser capaces de convertir energía eléctrica en luz. Estos elementos son bastante respetuosos con el medio ambiente, y pueden sacar de más de un apuro en aquellos lugares donde no abunda la luz. 

Por eso, cualquier persona debería plantearse el adquirir tecnología LED para su domicilio, negocio, o cualquier otro espacio, además de conocer algunos detalles sobre su funcionamiento. Las bases de este tipo de tecnología se basan, como se ha mencionado, en el diodo, un componente electrónico de dos puntas que permite la circulación de la energía a través de él en un sentido único.

Para crear dicho diodo LED, tendrán que unirse dos regiones, en cuya juntura se formará una barrera potencial que debería impedir el paso de los electrones de una región a la otra cuando los electrones no tengan la energía necesaria para poder atravesar.

Lo más importante dentro del interior de un LED, es que cuando se encierra en una pequeña cúpula de resina, se encuentra el chip semiconductor, el cual utilizará la combinación de materiales semiconductores correspondientes que puedan emitir fotones de luz de distintos colores una vez lo recorra una corriente eléctrica.

Generar luz es una acción que requiere mucho consumo de energía. El 20% de la misma se utiliza, además, para la iluminación, lo cual quiere decir que en caso de encontrarse a oscuras se liberará tres veces más dióxido de carbono que en diferentes industrias. 

Los focos de luz incandescente llegan a convertir el 10% de su energía en luz, mientras que el porcentaje restante se perderá en forma de calor, cosa que con la tecnología LED no ocurre. Esto es debido a que la forma que tienen de generar luz es diferente, ya que se valen de la mecánica cuántica. Dentro de los LED hay dos capas de un material especial que contiene muchos electrones energéticos, frente a otra llena de huecos. 

Cuando dicho LED se conecta a una batería, ambos electrones y huecos fluirán hacia el lugar donde se unen las dos capas del semiconductor. Cuando el electrón se encuentra con un hueco, cae en él y libera la energía que utiliza para moverse, de forma que esta surge como luz brillante. Por este motivo, la tecnología LED es tan importante y tan beneficiosa para las personas, además de que es mucho más ecológica, algo que no viene nada mal teniendo en cuenta los tiempos en los que está viviendo la humanidad.

Gracias al desarrollo de los nuevos tipos de conductores que se están produciendo cada vez a mayor velocidad, este tipo de tecnología está avanzando a pasos agigantados.

Esto son grandes noticias para la humanidad, pues en tan solo unos años se podrá llegar a tener un tipo de luz que llegue a ser 10 veces más eficiente que los focos de luz incandescente. 

Por eso es muy importante informarse y fomentar el uso de este tipo de tecnología, ya que al margen de que sean más ecológicos, también darán numerosos beneficios y mejorarían notablemente la calidad de vida de los ciudadanos.

Deja un comentario